lunes, 27 de abril de 2009

"Buscando tierra epifánica"

Mañana tengo examen de lingüística.
Tengo examen de lingüística.
Y examen de lingüística.
Y.
"¿Cómo puede la conjunción 'y' convertirse en mi problema?"

Me aterra pensar que he vuelto a mentir, aunque no lo haya hecho aún, me creo que estoy mintiendo y el verbo se hace carne. Además de la carne, últimamente me aterra volver a estar espantósamente sola, igual que antes de la literatura. Dayana me escribe al facebook, respondiendo a mi obra maestra en el estatus "Necesito sexo" que ella necesita amor; yo me hincho de realidad y le contesto que Eso no existe y Dayana, pobrecita, me contesta con un día de amigos y novio-amantedeBukowsky de por medio: "Yo sé".

David acusa mi soledad con no sé qué reproche de ojos hacia arriba delatando esperanza y pretende no herirme con sus comentarios: "Sé que estarás bien. Eres de una naturaleza mucho más fría y cínica que yo."

Y.

Yen no sabe cómo
escribir.

La buena noticia: encontré mis lecturas de teoría literaria. Las necesito para tener buenas notas en lingüística. El universo andaba mal con mi memoria y creo que tenía que ver con un asunto de hermandades lontanas ma non tanto.

La mala noticia: no se me quita la sed. No me sé despedir con la boca dulce. Se me acabaron las pelusas del ombligo. Los cerdos tienen gripe humana o los humanos tienen gripe de cerdo, en cualquier caso, la diferencia es el uso de cobijitas en las camillas del hospital.

Y todo lo que hago de pronto es una "pendejez", una "pendejez" y una "pendejez". Cáncer, Cáncer, Cáncer. Todo va tres veces para que sea cierto.

Mi bisabuela firmó siempre sus cuadros como "Rosa de G."

No es necesario que afirme la continuidad absoluta
del grotesco a través del tiempo y los poetas

Y,
no es necesario tampoco que recalque la espiral
en esto de viajar(se).

Hace mucho frío
en casa de mi madre
pero nadie se ha muerto

todavía.

Y.

Hay un cansancio que brilla
así de triste.

Y.

Todo queda todavía por decir: mañana tengo examen de lingüística; pero, como dije antes, eso no es lo que me aterra. La cosa es que hacer tierra, cuando hay caricias de por medio, es inevitable y lloroso, mentiroso, dulce, literal, esperanzado, un poco menos cínico de lo que parece, humilde, muy humilde, silencioso, incluso mortal, brillante y

enteramente

incompleto.

Dd.

2 comentarios:

Aryam Elizabeth Ladera dijo...

¿Y?...
xD
Coño modera la vaina porque veo que te van a agarrar las greñas las meninas del pasillo
xD Está güeno!
Me gusta.
Un beso y dos cosas:
Por más porcata que sea el amor existe!!! Que te lo digo yo!
(recurre a mi blog)
y lo más importante, por más que trates, no estarás sola.
Muax!!!

zoRii dijo...

¿Cómo hacer tierra con caricias y esperanza de por medio?

Creo que podría haber un nuevo tema para la clase de Lopez-Sanz

O..

no?

Sí.. La verdad sí..


Tal vez Odiseo también tuvo sus momentos.




"Y" ..


Está finísimo. Me gustó.


Y ayudemos a los cerdos con gripe.. O a los humanos con cerdo. O a la gripe humana... de cerdo. O.o


Un besotote! :X